Inicio / Calidad de Vida /

Inteligencia y Adultez

valorarlavida

Inteligencia y Adultez

noviembre 2, 2015 @ 8:40 am
by Jared Herrera

¿Cuántas veces haz hecho de tu pasado presente?

Tal vez sin darte cuenta muchas, sobre todo cuando recuerdas a las personas que estuvieron presentes en tu vida y de pronto, ya no están.

Un día hablando con mi psicoanalista le dije:

“las cosas se valoran hasta que se pierden”.

¿Alguna vez haz dicho o escuchado esta frase?

Al menos yo muchas veces en labios de varias personas.

Hoy quiero dejar para ti en éste blog dos cosas que aprendí de esa conversación con mi psicoanalista y que día a día lo pongo en práctica y me ha resultado beneficioso.

Como antes de esa cita pensaba que se valoraban las cosas (y desde luego las personas) hasta que se perdían, todo en mi vida era así. Nada valoraba en el presente.

¿Me estaba dando cuenta de tan desfavorable situación?,

¡Claro que no!; simplemente estaba siendo víctima de mi historia, de la cultura.

Comprendí que no se necesita perder a las personas o las cosas para apreciarlas. Es en el presente cuando vale la pena decir lo que sentimos, expresar nuestras emociones, apreciar nuestras cosas, la casa, el coche, la computadora, el internet (que es tan útil) y todo, la vida misma.

La vida se va en un parpadear, por eso, aquí te dejo dos razones que aprendí de esa conversación con mi destacada psicoanalista.

Cuando tenemos la oportunidad para lograr nuestros objetivos, debemos estar muy listos para que no se nos vaya.

La muerte es dolorosa por el hecho de no saberme nombrada hija, esposa, madre, amiga, y qué importante es reconocer la oportunidad para convivir, para decir: “te quiero”, para hacer sentir lo importante que es la otra persona.

Pero si tú tienes la falsa creencia de que las cosas se valoran hasta que se pierden, cuando ya no tengas lo perdido, entonces no solamente lo valorarás, también lo lamentarás.

Y no quiero eso para ti.

La inteligencia es un buen recurso para que comprendamos que nuestra oportunidad es hoy, ahora, sin postergar, sin dejar para después, sin suponer que hay un mañana.

 

Los niños no saben qué es apreciar.

¿No me crees?

Le compras a tu hijo un juguete de 5,000 pesos y al cabo de unos días (y lo digo exagerando) ya lo ves botado por allá, y tú piensas: “si supiera cuanto me costó”.

Los niños no saben apreciar porque son niños.

Los adultos sí saben apreciar.

Se necesita ser adulto para saber cuándo viene una oportunidad y aprovecharla, montarse en esa ola y permanecer en ella lo más posible, ¿comprendes?

Esto me hace pensar en el Profeta Nehemías, éste hombre supo que la ciudad de sus padres estaba en ruinas y por tanto, muy expuestos al peligro de todo tipo. Nehemías era copero del rey, era muy penado que un copero estuviera triste delante del rey; sin embargo, éste no lo pudo evitar y el rey se dio cuenta, de seguro Nehemías tembló cuando el rey le preguntó: ¿qué te pasa?

Nehemías contestó: la tierra de mis padres está en ruinas y estoy muy preocupado y quisiera ir a ayudar.

Y ojo a la pregunta del rey: ¿Qué necesitas?

Te puedes imaginar si Nehemías en ese instante se hubiera puesto a pensar, haber déjame pensar…mmmm….este…mmmm

Seguro el rey lo manda matar por tonto; pero si tú conoces la historia, éste hombre se puso listo, fue inteligente y adulto y aprovecho perfectamente el momento presente, miró la oportunidad, vio la ola y se subió en ella.

Nehemías le contestó:

Necesito cartas firmadas por usted para que llegue hasta la tierra de mis padres sin ningún problema, madera, personas.

¿qué crees que hizo el rey?

Toooodo le concedió.

Aprendamos de Nehemías, miremos al presente como él miró la oportunidad frente al rey, no dejemos pasar uno solo de nuestros días sin haberlo aprovechado al máximo; no vaya a ser que el rey se dé cuenta de nuestra vana manera de vivir y nos mande cortar la vida.

Bien,

Entonces, dos cosas:

Inteligencia y adultez para valorar lo que hoy tienes, entre otras, vida y plenitud.

Gracias por dejar tus comentarios al pie de éste blog.

Un abrazo

Compartir este artículo

Comentarios

  • Lorena
    noviembre 3, 2015

    Pareciera fácil que hay que valora el presente, pero es muy cierto vivimos recordando el pasado, saboreando los éxitos pasados, lamentándonos de los malos momentos, trabajamos duro para tener en el futuro, Y, no vemos los maravilloso que es el presente.

  • julio 12, 2016

    Habrá curso de verano para el adulto mayor?

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *